dissabte, 18 de maig de 2013

Ripoll, Piferrer i la planificació de treball de Recuerdos y bellezas de España.

Pau Piferrer amb la renovada visió que ofereix sobre el monestir de Santa Maria de Ripoll en el segon volum de Catalunya de Recuerdos y bellezas de España va contribuir molt a destacar el monument ripollès a l'època. Ja hem destacat aquest aspecte del treball de Piferrer en el nostre blog sobre la portada romànica de Ripoll.

En "El epistolario de Pablo Piferrer", que va editar a les seves memòries la Real Acadèmia de Bones Llestres de Barcelona ( Tom IX Fascicle V i últim) l'any 1930, hi ha una carta que ens proporciona elements on es mostra com Ripoll, visitat ja el 1843 ("para reponer mi salud") per Piferrer i Parcerisas, va suposar una canvi en planificació de l'obra.

Cal indicar, però, per cloure el tema amb tots els elements, que el gravat de Parcerisas del claustre es datat el "Ripoll, marzo de 1847. Fco. Parcerisa" en l'angle inferior esquerra.

La carta de Piferrer a Josep Maria Quadrado diu així:

Barcelona, 13 de Julio de 1844.
Amigo Quadrado: son las doce dadas, y Rubio acaba de venir á participarme en esta Biblioteca que tu esperabas carta mia para contestar á Parcerisa, y que dentro el número de la Fé va un billete para mi. En primer lugar no he recibido este número y por consiguiente menos el billete, y en segundo lugar ya Parcerisa me dijo el contenido de tu carta recibida el miércoles ó el jueves último. Pero aunque no haya visto tu billete, te contestaré como si lo viera, por que me figuro que él será dictado por tu delicadeza, y en verdad te lo agradezco en el alma, ya que esta es género que no está en uso. La idea de escribir dos tomos a la vez, le vino a Parcerisa cuando de resultas de un viage á Ripoll en 1843 para reponer mi salud, le infundí deseos de publicar el 2º de Cataluña. El con la precipitación que caracteriza todas sus resoluciones quiso comenzarlo desde luego, de manera que yo á un tiempo concluyera el de Mallorca, dejase materia bastante para dos ó tres meses de publicación del 2º de Cataluña, y antes que el invierno arreciase emprendiésemos un viaje al interior de esta y después otro á Aragón. Esto fue crear un conjunto imposible, para demostrarme la absoluta necesidad de tomar un colaborador, y solo á fuerza de quejas logré que al menos este se encargase de otro tomo y se me reservara á mi enmendar en el 2º de Cataluña las faltas cometidas en el 1º». Pedí que el colaborador fuese Milá, y en seguida venciendo dificultades y pasando del lecho al carruage me puse en camino por Noviembre para la montaña á comenzar el viaje. La alteración de Noviembre lo interrumpió: la paralización duró después algunas semanas; y por mayo siguiente vuelta á los trastornos que no cesaron del todo sino a fines de Noviembre último. Esto ha puesto á Parcerisa en tal situación, que estoy muy convencido no le queda otro medio de salir de apuros que publicar dos tomos á la vez. Milá no quiso ahora aceptar el encargo, y entonces me preguntó de tí. Yo contesté como puedes figurarte. Por consiguiente acepta este encargo sin ningún escrúpulo, pues también buscaría Parcerisa otro escritor, como ya iba á hacerlo y hablar á Rubio si no hubiese recibido carta tuya. Pero yo ya no miraré esta obra con el celo que me imponía una publicación en que mi solo nombre iba vinculado, y aun, si mi conciencia me permitiera perjudicar á un hombre á quien veo apurado, desde ahora me  separaría. Mi salud está cada dia peor; hoy he salido de casa de una de mis infinitas recaídas; todo me irrita, la tristeza me devora, el menor cambio de atmósfera me da calentura; y en el verano estoy con frió lo mas del tiempo: baste decirte que aun me es fuerza llevar dos camisas. Campaner me insta cada dia para que aproveche estos dos meses para reponerme en él campo, y por medio de un ejercicio moderado robustecerme y contrarestar la consunción que parece amenazarme, y prepararme para el siguiente invierno, que de lo contrario pasaré muy mal. Por manera que aun cuando no me separara de la redacción de los Recuerdos, me importa, me es indispensable un intervalo de dos ó tres meses, y ni esto me atrevo á hacer por que seria el descrédito de la obra y la ruina de Parcerisa. Si el hubiese podido tener reunido algún dinero y haber marchado antes a Aragón contigo, mi descanso hubiera sido posible: mas ahora es preciso que yo trabaje para que el toque cum quibus, que con esactitud y rapidez yo mantenga contentos á los suscriptores y en el siguiente mes se marchará contigo al Aragón. Ya te he dicho que si tu no aceptas, otro lo hará, probablemente Rubio: sea dicho inter nos, á mi, hablando egoistamente, me convendría que fuese este, no te rías; pero aunque pérfido, soy muy amigo de dar á cada cual lo que le toca y bastante concienzudo; y por esto propuse á Milá, y por esto mas quiero que tu seas el colaborador que nadie. 
Mi vanidad se queja un poco y con razón; pero mi corazón, siempre abierto y impetuoso se alegra de que sea mi amigo el que parta la ganancia conmigo, y la poca nombradia que esta obra ha de darnos, ó supere lo que haya podido valerme. Con que acepta sin rodeos, y concluyo por que me han estorbado visitas, y son dos cuartos para las dos.
Aribau está aquí, y también Muntadas; mucho te diría si el tiempo no me urgiera.
Siempre tuyo


Contra el que moltes vegades s'ha pensat, podem veure com Ripoll, malgrat la seva llunyania de Barcelona, era un lloc visitat.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada